Desayuno de trabajo
“Software de monitorización de la actividad de los usuarios para sus servidores y puestos de trabajo”
24 Julio, 2018

Función de Cumplimiento, un modelo a seguir



El entorno legislativo en el que la empresa desarrolla sus actividades es cada vez más abundante y complejo producto del innegable incremento de la sensibilidad social respecto de la “ética de los negocios”, por esta razón, un mayor número de organizaciones públicas y privadas internalizan estándares éticos y legales como protocolos de buen gobierno de obligado cumplimiento.

Los riesgos por prevenir son; el daño reputacional, la imposición de multas y sanciones, consecuencias penales, las pérdidas de negocio por contratos no ejecutables, la exclusión de licitaciones o subvenciones públicas, entre otras.

¿Qué se está haciendo?


Las empresas de mayor tamaño han sido las primeras en implementar la función de cumplimento en sus organizaciones. El 78% de las empresas de más de 5.000 empleados cuentan con una función de cumplimiento, mientras que este porcentaje se reduce al 38% en las empresas de menos de 5.000 empleados.

¿Qué ventajas aporta para las organizaciones tener un sistema de cumplimiento?


Mejoras internas de control. A través de los programas de funciones de cumplimiento, se identifican y valoran las situaciones de riesgo a las que están expuestas las organizaciones, permitiendo evaluar los diferentes procesos, departamentos y áreas de actividad en cuestión de riesgos, así como la eficiencia de los controles existentes. Todo ello permite a las organizaciones implementar medidas correctoras para mitigar aquellos riesgos que excedan los umbrales a los que cada organización está dispuesta a asumir en función de sus políticas internas.

Mayor reputación y competitividad. A través de los programas de funciones de cumplimiento se consigue ir hacia una empresa fiable y sostenible, esto genera confianza en el consumidor y proveedores y aumentará la rentabilidad y la buena imagen corporativa. Es imprescindible si se pretende crecer e internacionalizarse. Muchos países no establecerán relaciones comerciales con empresas que no tengan modelos de cumplimiento, sencillamente porque ellos están inmersos en un comercio internacional que así se lo exige.

Evitar el fraude interno. El establecimiento de políticas, procedimientos y procesos, con sus respectivos protocolos, supone un mayor control sobre lo que sucede dentro de la propia organización, evitando con ello el fraude interno.

Evitar sanciones judiciales y administrativas. Los modelos de cumplimiento analizan en profundidad y de forma individualizada para cada sujeto sus obligaciones y promueven su cumplimiento evitando de esta manera, sanciones tanto de los diferentes ámbitos jurídicos como de otros organismos públicos con potestades sancionadoras.

Desde la World Compliance Association, consideran que aquellas organizaciones, independientemente de su tamaño, que dispongan de sistemas de prevención y gestión de riesgos, van a ser mucho más competitivas en un mercado cada vez más exigente y éticamente más responsable.

Conozca como nuestras herramientas para Seguridad y Auditoria pueden ayudarlo a la implantación de las funciones de cumplimiento para su organización.

Contáctese con nosotros a hola@optaris.com
Fuente https://prevenciondedelitos.wordpress.com
Autor: Albert Salvador Lafuente, Secretario General de la World Compliance Association